Mi historia de liderazgo con AIESEC.

Mi nombre es Alejandra Rojas, soy de La Paz, Bolivia.

Mi gran historia fue en Bogotá Colombia, trabaje en el proyecto HORIZONTES de la fundación COLOMBIA CHIQUITA.

Y mi gran historia con AIESEC empieza así:

Por el mes de septiembre me encontraba en un momento de transición, buscando completar mis objetivos y sobre todo poder dar mi vida a los demás. Ya había participado de muchas campañas sociales y proyectos; algo convirtió a esta especial y me quito la duda que tuve al comenzar.

El proceso de preparación fue fugaz pero eficiente, todo gracias al comité de AIESEC La Paz, aun les agradezco por ello, desde el primer momento me pusieron en contacto con Érica Bocachica, miembro del comité AIESEC Andes Bogotá, quien a los días me hospedaría.

Llego el día en que llegue a Colombia, en el aeropuerto me esperaban representantes del comité y Érica, ellos me llevaron a mi nuevo hogar. Ahí comienza la verdadera experiencia.

Los primeros días me llevaron a conocer Bogotá y me reuní con el comité Andes, son personas muy lindas y divertidas. Tuve un día de introducción en la fundación en las que trabajaría: COLOMBIA CHIQUITA, fui acompañada por Érica a la fundación y juntas comenzamos a entablar la relación con los niños, así mismo con la directora. Todos en la fundación, desde un principio, me hicieron sentir querida y bienvenida.

Mi primera impresión de la fundación fue muy triste, el lugar necesita de mucha ayuda y no cuenta con los recursos necesarios, se notaba la necesidad pero también el amor que existía ahí. Lo puse en oración para que este lugar sea de bendición para mi vida y yo ser de bendición para ellos.

Comenzó el trabajo en la fundación y entendí que quizás no cumpliría el objetivo de mi  proyecto, que era el de enseñar Derecho Humanos, por falta de recursos ya que mi fundación no podía pagar para maestros que atiendan a todos los niños que  estaban entre los 9 meses y 16 años de edad me vi en la obligación de dar clases de matemática, escritura, lectura y de más, fue un reto para mí, ya que yo no soy profesora, pero asumí el reto y fue de lo mejor.

Al pasar los días fui conociendo a los niños, muchos de ellos no comprendían el sentido de respeto y obediencia y tenía que aprender a ser paciente con ellos pese a que me costaba. A las dos semanas, cuando pensé que no lo lograría, tuve la oportunidad de conocer sus historias, conocer el por qué estaban en la fundación, historias muy duras que jamás me imagine escuchar, fue entonces que comprendí el porqué de su manera de actuar y reaccionar. Escucharlos cambio mi perspectiva de cómo tratarlos y cuáles eran sus verdaderas necesidades en esta etapa de desarrollo, eran niños que necesitaban amor, así que comencé a emplear esa terapia.

Pasaron los días en la fundación y me encariñe con todos y cada uno de ellos, con los profesores, con los de servicio, con todos porque pese a cualquier carencia ellos brindaban lo mejor de sí. Me tocó ver una realidad muy difícil en Bogotá, ver cómo mi fundación no tenía dinero para la comida de los niños. Estas cosas marcaron mi vida, lo que creía que sucedía y despertaron ganas de dar más de mí, me hizo pensar en la realidad colombiana y la realidad de mi país, que es lo que de verdad sucede en mi tierra, esta necesidad y compromiso por los demás fue lo que más se ha creado en mí.

Más allá de cualquier percance que tuviera puedo decir que mi experiencia fue maravillosa, no cambiaría un segundo de mi viaje, conocí gente maravillosa, abrí los ojos y crecí, me cambio la vida  y volví renovada.

Mi experiencia con AIESEC fue lo mejor que me ha pasado en la vida.

LA MEJOR EXPERIENCIA que tengo hasta ahora.

Tomar este voluntariado, para mí, fue la MEJOR EXPERIENCIA que tengo hasta ahora, el agradecimiento que siento hacia la organización Hermana Gregoria Colil es tan profundo, brindarme la oportunidad de conocer a niños y niñas para cambiar un poco su vida mientras ellos cambiaron la mía radicalmente, darme esa oportunidad única de aprendizaje mutuo jamás la podre pagar. Es extremadamente difícil de describir todo lo vivido, empecemos con mi familia en la ciudad de Salta, que me acogieron como extraña pero llegamos a formar lasos de amistad muy fuertes,  me enseñaron el valor de la fortaleza y juntos aprendimos a ser una familia unida.

Este tiempo fuera de mi país natal me enseño muchas cosas, aprendí a valorar a la gente que veo a diario, mi familia y amigos, descubrí mis limitaciones y entendí que soy capaz de quebrarlas, descubrí mis capacidades y las fortalecí apoyándome en mis debilidades, ahora siento que no tengo limites por que la manera en la que veo los problemas ha cambiado,

diferentes realidades se han vuelto más claras a mis ojos y veo como esta mi país, mi ciudad y mi familia, tengo metas que jamás creí plantearme y confió en que llegare a cumplirlas porque mis decisiones son más firmes y ya no dudo de mi misma, este tiempo aprendí a valorarme, a jamás dudar de mí y siempre seguir adelante más que un cambio personal esto le da un giro entero a mi vida profesional, ahora soy un líder dispuesto a luchar.

AIESEC me brindo esta oportunidad y un gracias no es suficiente, tengo el corazón muy feliz  porque viví algo único y especial. Gracias, un gracias Infinito.

Testimonio de: Aimeé Cecilia Lora.     De: Sucre.

5 habilidades que ganas en tu voluntariado.

Un intercambio te cambia para toda la vida, es una experiencia que el ganar es lo único que puede pasarte, por eso, te dejamos por aquí 5 HABILIDADES QUE GANAS AL HACER UN VOLUNTARIADO INTERNACIONAL CON AIESEC.
Resultado de imagen de RESPONSABILIDAD
Responsabilidad
Al momento de tener la oportunidad de estar a cargo de un grupo de adolescentes, niños o adultos, tener la oportunidad de enseñarles cosas nuevas o parte de tu cultura como boliviano, te conviertes automáticamente en un embajador de Bolivia, por eso, eres el único responsable de que las personas puedan ver a Bolivia con ojos maravillados.
 1Pensamiento critico
Resultado de imagen de maleta sola
Independencia
Una vez que sales de tu zona de confort y te enfrentas a la vida más allá de tu casa o Bolivia, tienen la oportunidad de tomar tus propias decisiones, logrando ser más decidido e independiente.
Resultado de imagen de estereotipos
Eliminar estereotipos
Durante tu experiencia podrás ver una realidad completamente diferente a la suya y al estar frente a esto tienes la oportunidad de juzgar por su propia cuenta las diferentes situaciones que vivirás como voluntario.
Resultado de imagen de red de contacto
Una red de contactos internacional.
Mientras estas en tu voluntariado conocerás muchas personas de todas partes del mundo haciendo un voluntariado como tu, gracias a esto tu ganaras amigos para toda la vida que fácilmente se convierten en parte de tu familia y tus mejores historias.Imagen relacionada
Adaptabilidad.
La experiencia de voluntario te enfrentara nuevos retos, cosas diferentes a lo que vives día a día, la mejor forma de sacarle mayor provecho a estas nuevas oportunidades es adaptándote al cambio y disfrutar todo lo que haz aprendido, en este tiempo adquieres noción de tus propias habilidades y como usarlas.

AIESEC y un Mundo Mejor

AIESEC está comprometido con el bienestar de la sociedad, trabaja buscando la “Paz y pleno desarrollo del potencial humano” que es nuestra visión por el cual buscamos hacer de este mundo y de Bolivia un lugar mejor.

Generamos agentes de cambio a través de programas de Voluntariado que permite que los Jóvenes puedan desarrollar sus capacidades y ganar experiencia en ambientes de trabajo enfocados a crear sensibilidad cultural y social contribuyendo de esta manera a nuestra sociedad y aportando líderes responsables para el mañana.

img blog 1Actualmente en Bolivia el Voluntariado está cobrando cada vez más fuerza, aparecen oportunidades que pueden ser optadas por todo tipo personas, los movimientos juveniles están agarrando importancia en nuestra sociedad enfocándose cada uno en problemas específicos del día a día.

Pero ¿En qué se diferencia AIESEC de otros movimientos? En AIESEC encuentras una infinidad de oportunidades, AIESEC no se encierra en solucionar una sola problemática, sino, en poder colaborar en todas aquellas donde se necesiten Jóvenes Proactivos decididos a hacer un cambio; somos un movimiento que ofrece EXPERIENCIA a sus miembros y allegados, los programas de Liderazgo e Intercambio no sólo busca el desarrollo personal y hacer el cambio para uno mismo como persona, sino, que ese cambio pueda reflejarse en las actividades cotidianas ayudando a los demás y cambiando vidas para que de esta manera la sociedad en su conjunto sea el principal motor de mejora del Mundo.

En este momento las Oportunidades de Voluntariado de AIESEC están orientadas a contribuir a las Metas de Desarrollo Sostenible (SDG por sus siglas en Ingles) que fueron planteadas por las Naciones Unidas para el año 2030; y en Bolivia actualmente se están desarrollando distintos proyectos basados en 4 SDG’s, estos son:

Be FreeBe Free: Tiene como objetivo contribuir a la administración sostenible del agua para las poblaciones locales; desarrollando y fortalecimiento las capacidades sociales y comunitarias, promoción de la participación ciudadana y responsabilidad en la gestión de cuidado de las cuencas y cursos de agua. Se basa en el concepto de derecho al agua y a la prioridad de su uso para la vida.

Do It For Her

Do it For Her: Tiene como objetivo erradicar la explotación laboral y por lo tanto respeto a los derechos del trabajador, por medios de información y el empoderamiento de las personas socialmente desfavorecidas.

Feel Good Feel Good:Feel Good: Su objetivo es proporcionar atención especial a niños en un rango de edad de 3 a 8 años con necesidades educativas especiales debido a discapacidades intelectuales que presentan.

LinkAgeLINKage: El programa está enfocado a potenciar las aptitudes de los jóvenes enseñándoles artes visuales como habilidades productivas para evitar drogas y la delincuencia asegurando que permanezcan en la escuela y reciban apoyo académico cuando lo necesiten.

Todos los proyectos están orientados a ayudar a sectores de nuestra población. AIESEC te permite estar consciente de la labor y el cambio que produces al ser un voluntario, esto mismo nos permite medir los resultados de todo lo que hacemos y nos recuerda constantemente las razones que nos impulsan a hacer de este mundo un lugar mejor no solo para nosotros los que lo habitamos en este momento, sino también para las generaciones futuras.

El tamaño de nuestro impacto social es muy alto, ya que es algo que se repite y alcanza lugares que no imaginas y sólo tienes que ser un voluntario para averiguarlo.

Fue un viaje en el que no solo aprendí

Fue una hermosa experiencia que será imposible olvidar, cada sonrisa que los niños me regalaron las llevare guardadas en mi corazón, y no solo de los niños, también de las personas con las que compartí mediante el intercambio, orgullosamente puedo decir que forme una familia con mis equipo de trabajo. Fue un viaje en el que no solo aprendí cosas nuevas si no que también crecí mucho como persona, fue una experiencia que se la recomendaría a todos para que puedan vivirla.

SARA

La mejor decisión que haya tomado como joven…

caro“Realizar un voluntariado social con niños hablando sobre educación ambiental en portugués, será por mucho tiempo la mejor decisión que haya tomado como joven…

Crecí como persona y agente de cambio en esta experiencia, mientras generaba por lo menos un pequeño impacto en las personas con las que compartía…”Web

Las experiencias pueden ser tan inmensas

 

matildeEDUACTION!! Ubican a veces, en un momento de la vida donde te das cuenta que dejaste algo pendiente y sentir que realmente era algo importante y significativo para ti? Justamente eso… sin embargo tuve la suerte de que todas las cosas se fueran dando, q no todo es coincidencia o corazonada o que simplemente un nombre “voluntario internacional” que es como un SENTIR

Sentir que el mundo es tan pequeño, pero que las experiencias pueden ser tan inmensas; que cuando trabajas con pasión, el impacto no es solo personal sino también que puede cambiar el mundo; que a pesar de tener una realidad distinta, las barreras no existen, que hay metas grandes pero no imposibles, que no hay una edad para dejar de aprender y que al ayudar a otros en realidad te ayudas a ti mismo…

O que simplemente después de todo… de ver esos ojitos de todos colores q a veces me vuelven loca, me den una sonrisa gigante de satisfacción y de quiero aprender mas … o quiero ser como tu… Yo Nunca pensé que trabajando con adolecentes podría aprender tanto sobre mis límites y mis capacidades. Al final del día todos somos iguales = HUMANOS

Por eso URRA URRA EDUACTION!!!!

A SER PARA LOS DEMAS!!!

 

Web