Fue un viaje en el que no solo aprendí

Fue una hermosa experiencia que será imposible olvidar, cada sonrisa que los niños me regalaron las llevare guardadas en mi corazón, y no solo de los niños, también de las personas con las que compartí mediante el intercambio, orgullosamente puedo decir que forme una familia con mis equipo de trabajo. Fue un viaje en el que no solo aprendí cosas nuevas si no que también crecí mucho como persona, fue una experiencia que se la recomendaría a todos para que puedan vivirla.

SARA